Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘En los medios de comunicación’ Category

Por Mary Anastasia O’Grady

Se suponía que el anuncio que Cuba hizo el mes pasado de que liberará a 52 prisioneros políticos actualmente encarcelados ayudaría a reparar la imagen internacional del régimen tras la muerte de Orlando Zapata.

La estrategia no está funcionando. Los 21 que ya fueron puestos en libertad y llegaron a España están relatando el infierno que es la Cuba dirigida por Castro. Y al menos 10 se rehusan a salir del país. El espíritu de Zapata vive.

En diciembre de 2009, Zapata, que llevaba casi siete años pudriéndose en una celda de una prisión infestada de ratas y sufriendo continuas torturas, emprendió una huelga de hambre en nombre de todos los prisioneros de conciencia de Cuba. Estaba protestando no sólo por el encarcelamiento injusto de disidentes pacíficos, sino también por la crueldad dentro de los calabozos. El régimen intentó desesperadamente doblegar su resistencia, incluso negándole agua durante un tiempo. Eso condujo a una falla renal y, finalmente, a su muerte el 23 de febrero.

El fallecimiento de Zapata desató la indignación internacional y, el 7 de julio, el régimen cedió ante la presión. Accedió a liberar a los periodistas independientes, escritores y defensores de la democracia que fueron encerrados en 2003 durante la operación contra la oposición conocida como la Primavera Negra.

No obstante, solamente los más crédulos podrían interpretar la forzada conformidad de Castro como un respiro en la tiranía. En su lugar, se trata de una cínica treta para limpiarle la cara a la dictadura y, también, de un intento de recuperar decoro para los políticos del mundo que defienden a los Castro, como el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Nadie entiende eso mejor que los ex prisioneros.

Los que fueron enviados a España no han ocultado su felicidad por haber salido de las cárceles de Cuba. “No hay palabras para describir con justicia lo asombrado y entusiasmado que estaba cuando me vi libre y de nuevo junto a mi mujer y mi hija”, dijo Normando Hernández González al Comité para la Protección de Periodistas, en una entrevista telefónica. Sin embargo, Hernández, un periodista independiente, tampoco ha escatimado en palabras sobre la represión cubana.

En una entrevista con Radio República, una emisora de Miami, habló sobre el período “inenarrable” que pasó en la cárcel. “Es el crimen sobre el crimen, el odio visceral del régimen castrista para toda aquella persona que disiente de ellos pacíficamente. Es una experiencia única en la vida que no se la deseo a mi peor enemigo”, aseveró.

El régimen trató de arreglar a los ex prisioneros vistiéndolos con pantalones cuidadosamente planchados, camisas blancas y corbatas. Pero llevaron historias de terror. El miércoles llegó a Miami Ariel Sigler, un líder sindical que ingresó en prisión hace siete años siendo un hombre sano y que ahora está confinado a una silla de ruedas.

Estos recordatorios gráficos de la retorcida mente de Castro han sido negativos para la agenda más amplia de Moratinos, que consiste en utilizar la puesta en libertad de los prisioneros para convencer a la Unión Europea para que abandone su “posición común” hacia Cuba. Adoptada en 1996, dice que la UE busca “en sus relaciones con Cuba promover el proceso de transición a una democracia pluralista y el respecto de los derechos humanos y libertades fundamentales, al igual que una recuperación y mejoramiento sostenible de los estándares de vida de los cubanos”. El deseo de Moratinos de ayudar a Fidel a acabar con la posición común es una fuente de exasperación entre muchos disidentes cubanos.

Los ex prisioneros también resienten su exilio después de, como dice Hernández, “un secuestro de siete años”. Así le explicó a Radio República: “Lo lógico sería ‘Sí, me vas a dar la libertad. Dámela para mi casa. Dámela para no separarme más de mi hermana, de las personas de mi familia, mi pueblo, de mis vecinos'”. Pero en su lugar, cuenta que fue “prácticamente obligado” a ir a España a cambio de poder salir de la cárcel y conseguir atención médica para su hija y para él mismo.

Las horrorosas condiciones de las cárceles de Cuba no son un secreto. En sus escalofriantes memorias Contra toda esperanza (1986, 2001) el ex prisionero Armando Valladares describe la brutalidad que sufrió de primera mano como prisionero de conciencia durante 22 años. Un flujo consistente de exiliados ha hecho eco desde entonces de sus acusaciones. Pero otro matiz de la crueldad es más difícil de comprender: durante medio siglo, el régimen ha dejado salir a los prisioneros políticos sólo si acceden a firmar un papel en el que reconocen que han sido “rehabilitados”, o cuando el régimen está bajo presión, si acceden a dejar la isla. Deshacerse de prisioneros con mucha fuerza de voluntad, a la vez que reciben una palmada en la espalda por su “liberación”, ha sido la treta de Castro.

Ahora algunos prisioneros se están negando a jugar el juego. Diez de los 52, entre ellos Óscar Elías Biscet, famoso por su pacifismo, no aceptarán el exilio como una condición de la liberación. Estas almas valientes siguen encerradas.

Desde luego, si son liberadas y autorizadas a quedarse en casa, es muy probable que vuelvan a cometer esos mismos ‘crímenes’ que los llevaron a la cárcel la primera vez. Un peligro especialmente trascendental para los disidentes es el artículo 72 del Orwelliano código penal de Cuba, que dice: “Se considera estado peligroso la especial proclividad en que se halla una persona para cometer delitos, demostrada por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista”.

Los disidentes cubanos aseguran que hay cientos, tal vez miles, de prisioneros encerrados por esta clase de delitos. Nadie lo sabe a ciencia cierta. Pero sacar del país a unos cuantos no califica como un paso hacia un gobierno civilizado. La memoria de Zapata exige mucho más.

The Wall Street Journal. 2 de agosto de 2010

Read Full Post »

Quería escribir sobre Ariel Sigler Amaya, recién excarcelado en Cuba. Quería denunciar, una vez más, la crueldad de las cárceles Castristas y la hipocresía asquerosa de los que buscan “explicaciones al proceso” en lugar de aceptar, ellos tan listos, tan progres, tan cómplices, lo obvio del mismo: Cuba es una Dictadura y los Castro y su gobierno crueles represores violadores de derechos y libertades.

Comencé a escribir y me llegaron las fotos de Sigler, de su traslado, en su casa, y sus declaraciones, y rompí lo escrito. Esta vez sólo deben hablar las imágenes.

Vean las fotos y recuerden las palabras de Castro, igual da Fidel que Raúl: “Jamás los enemigos de la revolución han podido demostrar que en Cuba haya habido un solo caso de tortura, de asesinados, o desaparecidos. Juzguen ustedes mismos y saquen sus conclusiones.

¡Zapata vive! Sigler lo demuestra.

SIGLER LIBERADO

Texto: Juan Carlos Chávez

El disidente cubano Ariel Sigler Amaya, parapléjico y confinado a una silla de ruedas, fue excarcelado el sábado por el gobierno de Raúl Castro en respuesta a gestiones de la Iglesia. Otros seis reos de conciencia fueron reubicados a cárceles más cercanas a sus hogares. (…)

El resto de la noticia, aquí.

Imagen: AFP/ADALBERTO ROQUE (El Nuevo Herald)

Read Full Post »

El relator de la ONU contra la tortura Manfred Nowak no podrá investigar a Cuba porque las autoridades de La Habana no fijaron fecha para una visita antes del final de su mandato, pese a haberse comprometido a ello, deploró el miércoles en un comunicado el experto. (…)

El resto de la noticia, aquí.

Read Full Post »

Opositores cubanos residentes en Italia han logrado que se mantenga una campaña radial en favor de los presos políticos cubanos desde el 12 de abril en la Radio Rai 1 de la TV italiana. El maratón es diario y ya han entrevistado telefónicamente a la madre de Orlando Zapata Tamayo y a otras Damas de Blanco y a Guillermo Fariñas. Denuncian las violaciones de los derechos humanos en Cuba.

Esperan adhesiones de todo el mundo. Ya tienen 37.000 y quieren lograr 100.000 para entregarlas al representante del Vaticano que pronto viajará a Cuba.

Sólo hay que enviar un email con nombre, lugar donde reside y dirección electrónica a zapping@rai.it. dirigido a Dott. Aldo Forbice.

Un texto sencillo de apoyo en su idioma, o en italiano. Un ejemplo:  liberiamo i prigionieri politici, tuteliamo i diritti umani a Cuba.

¡No podemos dejar que decaiga la atencion internacional!.

Contacto en Italia: Carlos Carralero enrique.carlos@fastwetnet.it

Ya yo envié mi carta, miren bajo estas líneas para hacerse una idea de qué escribir en italiano:

Dott. Aldo Forbice

liberiamo i prigionieri politici, tuteliamo i diritti umani a Cuba.

grazie

Read Full Post »

MENSAJE DEL DR OSCAR ELIAS BISCET

Quiero darles las gracias a todas las personas que hicieron posible el Documental La Cuba de Oscar. Aunque no lo he podido ver por encontrarme en prisión injustamente, Mi esposa Elsa Morejon y la junta Directiva de la Fundación Lawton me han contado que en el se refleja parte de mi vida y la de muchos activistas de Derechos Humanos y La Sociedad Civil en Cuba. Pido a Dios en mis oraciones para que este Documental sirva para promover la defensa de la vida y los Derechos Humanos en mi País.
Hechos Capitulo 28. Versículos 26 y 27.

Un abrazo y que Dios les bendiga siempre

Sinceramente
Dr. Oscar Elías Biscet González
Presidente de La Fundación Lawton de Derechos Humanos
Prisionero de Conciencia por Amnistía Internacional
Prisión Combinado del Este celda 1232, la Habana Cuba

3 de Mayo del 2010

Read Full Post »

Mari Paz Martínez Nieto – Presidenta de Asopazco

Me han enviado una nota llegada del blog OZT: Yo acuso, es decir, el blog de Orlando Zapata Tamayo. No sé quién firma el escrito, pero me parece tan valiente y tan honrado que bien merece estar al frente de este blog defendiendo la memoria de Zapata.

Escritos como este nos comprometen a seguir batallando porque entendemos y asumimos la meridiana claridad del mensaje.

Dice esta nota: “el reciente diálogo entre la alta jerarquía de la Iglesia Católica y el gobierno de Cuba en torno a la excarcelación de los presos políticos es un suceso alentador“. Lo es, como todo proceso que sirva para la liberación de los presos políticos y de conciencia, pero ¿es esta la forma en que un proceso de diálogo alienta de verdad las esperanzas tantas veces defraudadas? Y es que sigue la nota: “celebramos la capacidad mediadora de la iglesia, a condición de que no asuma el papel de las partes entre las que busca mediar”. Más claro… el agua ¡La iglesia no puede negociar con el represor olvidando a los reprimidos! Mediar Eminencia Ortega sí, ¿pero en qué lugar se sentaban las Damas de Blanco? ¿Acaso no estaban hablando de las reivindicaciones que han movido a medio mundo en favor de estas mujeres? ¿No le interesaba a Raúl Castro escuchar a quienes, con la fuerza del amor a los suyos,  han despertado las tibias  conciencias de la comunidad internacional en favor de los presos políticos que él, el mismo que se sienta frente a usted,  reprime y encarcela?

¿Hablaron del Dr Oscar Elias Biscet? Biscet es un hombre de paz, Monseñor. Él predica la no violencia y exige el cumplimiento de los Derechos Humanos y por eso, Sr. Cardenal, y sólo por eso, el Dr Biscet ha sido condenado a 25 años de prisión.

¿Ha mediado la Iglesia Católica para que las terribles condiciones de este hombre en prisión sean las que corresponden a un prisionero de conciencia? Imagino que no.

¿Estaba en esa entrevista la Sra. Reina Luisa Tamayo sobre cuyas espaldas recae el reivindicar la memoria del hijo asesinado mientras recibe a diario las terribles ofensas de las turbas pro-gubernamentales?

¿Acaso este proceso de mediación no debería tener muy presentes a todos aquellos que conforman la Cuba que desea: paz, libertad y respeto a los derechos humanos?

La nota a la que hago mención lo deja muy claro: “a este diálogo se llega en un contexto que es imposible escamotear. Se llega por la unidad efectiva de la oposición, el exilio, la sociedad civil cubana y la comunidad internacional, en torno a una justa demanda: la libertad de los presos políticos”. Estos opositores, Cardenal, tienen muy clara su postura: “cualquier liberación parcial de presos que presuponga la fractura de esa unidad y estos factores va contra el interés de aquellos que permanecen en las cárceles”.

Por esta unidad efectiva de fuerzas pacíficas, Eminencia, dio su vida Orlando Zapata. Por estas demandas las Damas de Blanco y las Damas de Apoyo realizan sus marchas y Fariñas se deja morir de hambre y sed.

Por esas demandas no consideradas en el proceso de mediación de la Iglesia Católica han escrito en el blog OZT: Yo acuso, lo siguiente: “nuestra meta no es volver a la situación de Cuba en marzo del 2003. Nuestra campaña durará mientras existan presos políticos en Cuba y sus ciudadanos carezcan de las garantía mínimas para el ejercicio de los derechos humanos”.

Lo dicho, Eminencia, es justo y necesario que la Iglesia y sus representantes escuchen estas demandas y a quienes han asumido el compromiso de llevarlas a cabo. Escuche a su pueblo, Eminencia, a ese pueblo que quiere marchar junto a las Damas de Blanco, a quienes desean que los derechos humanos sean respetados, a quienes gritan libertad desde las cárceles  o en organizaciones cívicas pacíficamente constituidas. Su mediación entonces merecerá toda clase de bendiciones.

Reina Luisa, tu grito se hace eco entre nosotros. ¡Zapata vive!

Read Full Post »

Por Mari Paz Martínez Nieto*

Estoy segura de que mi articulo no será políticamente correcto, es más, creo sinceramente que será tachado de antirreligioso por muchos. Nada más lejos de mi intención que ofender a la Iglesia y, sobre todo, a sus fieles, pero con cierta perplejidad me he asomado hoy a las noticias para comprobar que la benevolencia del Cardenal Ortega, y de toda la jerarquía eclesial en Cuba, ha satisfecho plenamente las conciencias de muchos, que aplauden, como lo ha hecho la prensa, la intervención del Cardenal Ortega para que las Damas de Blanco pudieran desfilar este domingo por las calles de La Habana.

Curiosa actitud esta de agradecer que unas ciudadanas en su propio país necesiten permiso para andar por sus calles, armadas de un lirio en la mano y vestidas de blanco camino de su iglesia, nada menos que por la intermediación del Sr. Cardenal de La Habana.

Mucho más curiosa la displicencia con la que enfrentan estas autoridades eclesiásticas la terrible situación de Reyna Luisa Tamayo, la madre del ultimo mártir de Cuba, Orlando Zapata Tamayo, y está pasando totalmente inadvertida a la opinión publica.

El Arzobispo de La Habana, Cardenal Jaime Ortega, conversa con la prensa en La Habana, para comentar sobre la mediación de la Iglesia Católica ante el Gobierno de Raúl Castro, que permitió que las Damas de Blanco, familiares de opositores cubanos encarcelados en 2003, marcharan de forma pacífica. (Foto EFE)

Siete años, siete, han pasado desde que estas mujeres vieron como sus esposos y sus hijos eran encarcelados y condenados por el simple hecho de defender derechos y libertades fundamentales. Alguno de ellos hasta encontró la muerte.

No sé que habrán pensado estos hombres desde sus mazmorras cuando se hayan enterado de que la libertad para desfilar pacíficamente mientras claman por su libertad ha necesitado en La Habana de la mediación del Cardenal Ortega, para que sus madres y esposas no fueran golpeadas, insultadas, o metidas en un autobús como si de ganado se tratase.

Orlando Zapata no puede opinar, pero ¿qué pasará por la cabeza de Reyna Luisa cuando vea que a Banes no llega la mediación misericordiosa del Cardenal Ortega y su Iglesia?

Al Cardenal Ortega se le pidió tantas veces su mediación para lograr la libertad de los presos de conciencia en Cuba, sin que jamás obtuviéramos resultado alguno, que este permiso otorgado a las Damas de Blanco no puede por menos que sorprendernos. Yo misma le escribí decenas de veces durante la huelga de hambre de Alfredo Mustelier. Le escribí cuando dos muchachos cubanos llegaron muertos en el tren de aterrizaje de un avión de Iberia; lo hice para que ayudase a la viuda de uno de ellos a la que, dos meses después del triste suceso, y con solo diecisiete años, le nacería un hijo en situación muy precaria. Le escribí antes de que el Papa Juan Pablo II visitase la isla, para que pusiera en conocimiento del Santo Padre la dificultad de los presos políticos cubanos para ejercer su religión o simplemente a tener una Biblia en sus celdas. Nunca jamás recibí una sola nota de su Eminencia, ni de ningún miembro de su iglesia. Ahora dice el Cardenal que no es una posición flexible la adoptada por el Gobierno de Cuba respecto a las Damas de Blanco. Significa, dice su Eminencia con cierto titubeo al no encontrar las palabras exactas, ….un paso distinto.

Esta bien, un paso distinto …al fin y al cabo, se hace camino al andar. Pero el camino de las Damas no debe estar cercado, ni vigilado, ni señalada su ruta, ni impedido que a su paso se le sumen las damas de apoyo, o quien desee marchar a su lado. El paso distinto es el que debe proteger a Reyna Luisa en Banes, reclamando justicia para su hijo Orlando. Y todos los pasos, distintos o conocidos, solo tienen un camino: el que lleva a la libertad de todos los presos de conciencia en Cuba. Entonces, ya no necesitarán las Damas de Blanco o Reyna Luisa Tamayo, ni permisos ni protección. Mientras esto no ocurra, lo único que demuestra la dictadura cubana es que quiere tener la sartén por el mango, y el mango también.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: